Argentina: Macri y el FMI se tienen que ir ya.

Declaración del MST en el FIT-Unidad sobre el resultado electoral. Adelantar las elecciones y que sean a una Asamblea Constituyente para debatir cómo salir de la crisis.

Tras el papelón oficial por la falta de datos, el resultado electoral del 11 de agosto fue una tremenda derrota política para el gobierno de Macri, incluida la gobernadora bonaerense Vidal. La acumulación de bronca popular por el ajuste, la inflación y las imposiciones del FMI llevó a un masivo voto castigo muy superior al esperado. Esta derrota ha abierto una crisis política, que amaga con profundizarse. A menos de 24 horas de la elección, la corrida cambiaria que llevó el valor del dólar de 45 a 53 pesos significó una devaluación del 20%, con el consiguiente golpe al bolsillo popular y el impulso a la remarcación de precios. Así, la “gobernabilidad” capitalista está en crisis por la debilidad política en la que quedó el gobierno macrista.

En este contexto, desde el MST en el FIT-Unidad afirmamos que Macri y el FMI se tienen que ir ya, no sólo porque su plan de ajuste y entrega ya fracasó sino porque cada día que pase se seguirá agudizando la crisis económica y política capitalista que nos quieren hacer pagar a los trabajadores, las mujeres y la juventud a costa de inflación, precarización y miseria.

No podemos esperar hasta diciembre. Como salida, entonces, proponemos adelantar las elecciones y que éstas sean a una Asamblea Constituyente libre y soberana a fin de debatir democráticamente si debemos seguir o no gobernados por el FMI y qué medidas de emergencia y de fondo hacen falta para sacar a nuestro país del desastre.

Quien canalizó el voto-bronca fue la fórmula Fernández-Fernández, que más allá de su tono opositor plantea renegociar y mantener el pacto con el FMI, pagar la deuda externa, devaluar y mantener las privatizaciones; es decir, nada muy distinto al macrismo. Ya el PJ y el massismo le vinieron votando a Macri sus leyes de ajuste, mientras la burocracia sindical peronista frenaba y dejaba aisladas las luchas de la clase trabajadora. Ahora, ante la crisis, Alberto Fernández le deja hacer a Macri el trabajo sucio de la devaluación y permite la “gobernabilidad” capitalista al servicio del ajuste, mientras que la CGT y las CTA siguen mirando para otro lado en vez de llamar al paro general y plan de lucha que hacen falta para que se vayan el gobierno y el FMI.

Desde el MST en el FIT-Unidad, que pese a la polarización electoral surge como cuarta fuerza política nacional, insistimos en las propuestas que hicimos durante la campaña: romper con el FMI, no pagar la deuda e invertir esos fondos en reactivar la economía, prohibir por ley los despidos, reestatizar las privatizadas con control social, nacionalizar la banca y el comercio exterior. También proponemos un aumento de emergencia de salarios, jubilaciones y planes sociales, con indexación, así como el congelamiento de precios y la anulación del IVA a la canasta familiar. Llamamos a los trabajadores, las mujeres y la juventud a luchar juntos por esta salida, para que crisis la paguen sus responsables: los capitalistas.

Buenos Aires 12/08/2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *