Violentos son ellos

El fallo del TS ha generado más movilización catalana y ruptura con España.  La sentencia del Tribunal Supremo a los presos políticos catalanes ha sido injusta, vengativa y repudiable. Fue avalada por: el rey Felipe VI, el gobierno del PSOE, la derecha y la ultra PP-Ciudadanos-VOX que exigen profundizar las medidas represivas. La condena ha vuelto a confirmar el carácter contrarrevolucionario de las instituciones que componen el régimen del 78 moldeado por el franquismo. En este momento, el gobierno central llama falsamente al diálogo mientras reparte porras a granel; la presencia cotidiana de helicópteros, furgones antidisturbios y uniformados armados ha vuelto a ensuciar el paisaje urbano. Enfrente, se encuentra un pueblo que ya ha tomado rumbo a la República con el Referéndum del 1-O y se separa cada vez más de España.

Los acontecimientos vislumbran el inicio de un nuevo momento político de mayor polarización y enfrentamientos. El domingo hubo concentración y represión en Sants-Estació. El lunes, ni bien se hizo público el fallo, miles y miles de personas se concentraron en los Ayuntamientos y no había sólo independentistas, además acudieron quienes defienden las libertades democráticas. Los estudiantes universitarios y secundarios declararon el paro y ganaron las calles, se concentraron en Barcelona y desde allí, recorrieron caminando los 17 km que separan Placa de Catalunya del Aeropuerto internacional Josep Tarradellas. Allí se encontraron con otros miles de personas con el fin de colapsar el funcionamiento de la terminal aérea. En esos momentos, las imágenes de las acciones en El Prat se confundieron con las del Aeropuerto de Hong Kong. Como resultado, fueron suspendidos más de cien vuelos, se interrumpió el funcionamiento de las líneas de tren y metro hacia la T1 y se estancó la circulación por la carretera C-31. Entrada la noche la plataforma convocante Tsunami Democrático, dio por finalizada la acción mediante un comunicado.

…los acontecimientos vislumbran el inicio de un nuevo momento político de mayor polarización y enfrentamientos.

El presidente en funciones Pedro Sánchez felicitó a los represores, nada sorpresivo. Lo que resultó insólito fue el doble discurso argumental del Govern en boca de Meritxell Budó: “Compartimos y comprendemos la rabia de la gente”, pero defendió las cargas policiales de los Mossos d´Esquadra porque, según ella, sí los manifestantes hubieran traspasado el cordón de antidisturbios se les podría acusar de un delito de sedición, “La actuación policial fue para velar por la seguridad de todos”. Las decenas de detenidos y heridos, el joven que perdió un ojo y el que perdió un testículo por la utilización de balas de goma durante las cargas, son una refutación contundente a los dicho por la consellera de la Presidència. Hace tiempo que la policía catalana reprime las luchas bajo las órdenes conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, por eso se tiene que ir del cargo como exigen las organizaciones populares y la policía nacional se tiene que marchar de Catalunya.

Ayer, martes, continuaron las protestas en Barcelona, Girona, Lleida, Tarragona, otras ciudades y pueblos. La ANC y Òmniun llamaron a movilizarse a las Delegaciones del Gobierno de España a donde también concurrieron los CDR. Hubo enfrentamientos y represión en la Ciudad Condal, con un saldo de 74 heridos y 25 detenidos, a partir de lo cual se ha reabierto el debate sobre la violencia. El dedo acusador señala a quienes se defienden de la represión, pero la violencia tiene otro origen: es responsabilidad del régimen y del estado opresor, no de los que resisten. Violencia es recortar derechos elementales, desconocer un Referéndum democrático en el que votaron dos millones de personas, efectuar cargas contra personas que se movilizan pacíficamente, votan, levantan las manos o se toman de los brazos sentados en el piso. Violencia es encarcelar a los dirigentes del Procés y perseguir a los vecinos que defienden sus ideas. El pueblo catalán se defiende con firmeza como lo hicieron históricamente los trabajadores y los pueblos de la península ibérica y más cerca en el tiempo los mineros asturianos, los taxistas y otros, sin ser acusados de terroristas, ni tratados como tales.

…la violencia tiene otro origen: es responsabilidad del régimen y del estado opresor, no de los que resisten.

En medio de esta grave situación Gabriel Rufián, diputado y principal vocero de ERC, ha respondido a la sentencia con un Twitter bochornoso, llamando a votarlos el 10N. Nosotros compartimos lo señalado por la CUP “És al carrer on el poble es defensa”, amnistia, autodeterminació, desobediència. En este sentido, hoy miércoles 16, comenzarán las “Marxes per la llibertad”, seis caminatas que en tres días recorrerán 100 km cada una, convocadas por la ANC y Òmnium. La confluencia será el viernes en Barcelona, día en el que la Intersindical CSC y otros sindicatos independentistas han convocado a la huelga general.

Desde SOL, como integrantes de la Liga Internacional Socialista, llamamos a la solidaridad de los que se sienten republicanos, progresistas o de izquierda, a los trabajadores y los pueblos del Estado español -sean o no independentistas-, de Europa y del mundo. La lucha de los pueblos kurdo, argelino, ecuatoriano, de los “chalecos amarillos” y de los que están de pie enfrentando a los explotadores y opresores fortalece el reclamo en Catalunya. En este camino, seguiremos llamando a construir una nueva alternativa política, anticapitalista y de izquierda, consecuente en la lucha por la libertad y los derechos sociales que niega el capitalismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *