Francia: «No estamos del mismo lado»

De los chalecos amarillos a la huelga general del 5D  El sábado 16 de noviembre tuvo lugar el acto Nº 53 que marcaba el primer aniversario del movimiento de los chalecos amarillos. Si las manifestaciones del sábado son una nueva demostración del vigor de esta ira popular, es también una enésima demostración de la violencia de la represión policial. El prefecto de policía Didier Lallement le dijo sin filtro a una manifestante: «No estamos del mismo lado».

Manuel, trabajador eventual del norte de Francia, que recibió un disparo de gas lacrimógeno en la cabeza mientras debatía tranquilamente en la Plaza de Italia, sabe algo al respecto… Es el vigésimo cuarto manifestante que ha perdido un ojo desde que comenzó el levantamiento. Las y los manifestantes con chaleco amarillo también entendieron que había dos bandos: «Somos trabajadores, ciudadanos enojados, que hemos abierto los ojos; antes no manifestábamos. Nos hemos hecho conscientes de que hay una oligarquía y de que el gobierno trabaja para ellos y para el CAC40 (1)».

Este movimiento es a la vez un efecto y un factor de la crisis política general que tiende a paralizar el poder. Lo que dijo el jefe de policía, como el peso creciente del sindicato de extrema derecha Alianza sobre una parte de la policía nacional tiende a demostrar que Castaner, el ministro del Interior, no tiene el control y que está desbordado por las fuerzas que ha desatado.

Ante esto, la bronca social se multiplica: los hospitales en huelga desde hace ocho meses, los bomberos, los estudiantes que entran en acción después de la inmolación de Anas(2), las y los trabajadores contra el proyecto de ley sobre las pensiones, las y los profesionales liberales…

Los intentos de división y desminado del gobierno no cuajan… Al día siguiente de los anuncios del «plan de emergencia para el hospital», la bronca está intacta y el colectivo interhospitalario le responde así al primer ministro Edouard Philippe: «Firmamos, junto con los colectivos, asociaciones y organizaciones sindicales, el comunicado unitario en respuesta a los anuncios del primer ministro. No, no responden a nuestras reivindicaciones. Sí, seguiremos movilizándonos: ¡jornadas del 30 de noviembre y del 17 de diciembre!» » ¡Igual que la ministra de Educación Superior que, ante la precariedad estudiantil, responde que llamen a la línea gratuita de consulta!

Hasta el sindicato ferroviario de la CFDT(3), al terminar la reunión bilateral del jueves 21N, con el secretario de Transporte y el encargado previsional Jean-Paul Delevoye, está en situación penosa ¡y anuncia su intención de presentar un preaviso de huelga para el 5 de diciembre! En la RATP(4), la reunión de concertación prevista el mismo 21 con los sindicatos representativos (CFE-CGC, CGT y UNSA) no se realizó y la UNSA prefirió volantear en el subte…

Los llamados a la huelga general interprofesional para el 5 de diciembre se multiplican y hasta ahora ninguna de las tentativas de desactivación intentadas por el gobierno ha funcionado. Esta fecha cristaliza la bronca social acumulada y la necesidad de las masas de encontrar una salida para expresarla, mientras que los otros focos de protesta, con el estudiantado y los hospitales al frente, en paralelo mantienen la presión con su propia agenda reivindicativa.
La política contrarrevolucionaria de destrucción de nuestro modelo social que procura Macron exige una base social y un poder fuerte, que él no tiene ni ha tenido nunca; incluso su «brazo armado» no está bajo control, mientras que los sindicatos de policías llaman a unirse a la manifestación del 5 de diciembre.
La situación es, pues, explosiva para Macron y su gobierno de matones, que su propio campo se apura en desminar. Es difícil predecir en qué dirección va a girar el viento, pero el jefe de la Cámara de Diputados, Patrick Mignola, ha alertado sin rodeos: «Evidentemente, la mayoría no sostendrá una huelga de quince días…»(5)

La Comuna, París, 22/11/19

1 Índice de la Bolsa francesa (Le Parisien,14/11/19).
2 Joven de 22 años que el 8N se inmoló
en Lyon contra la precarización estudiantil.
3 Central sindical pro-patronal.
4 Empresa pública de transporte de París: subtes, colectivos, tranvías y trenes interurbanos.
5 En www.mediapart.fr, 16/11/19.

Liga Internacional Socialista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *