Revolución en Paraguay

El viernes 5 de marzo miles de personas salieron a exigir la renuncia de Mario Abdo en las calles de Asunción. Desde ese día las movilizaciones callejeras no frenaron. Entrevistamos a nuestrxs compañerxs Nico G. y Juampi B. de Alternativa Socialista, sección paraguaya de la LIS, para profundizar sobre el proceso que están viviendo.

¿Por qué explotó el “marzo paraguayo”?

Juampi: Son fundamentalmente dos de los acontecimientos ocurridos en marzo los que marcaron al país en las últimas décadas: En 1999 cuando ocho jóvenes perdieron la vida en medio de protestas y en 2017, cuando miles rechazaron la reelección de Horacio Cartes y el Congreso fue incendiado. El nuevo marzo paraguayo estalló ante Mario Abdo, a quién le toca enfrentarse a un pueblo harto de sus gobernantes y del Partido Colorado. La pandemia aceleró la crisis capitalista en el mundo, se agudizaron las contradicciones del sistema y esto en Paraguay se reflejó con el aumento del desempleo, el intento por fortalecer la represión y la toma de una deuda millonaria, préstamo que se repartió entre ministros y empresas fantasmas. Todo mientras cientos de trabajadores mueren a causa de un sistema de salud vaciado y colapsado; la indignación popular fue creciendo hasta que el pueblo llegó al límite por la falta de medicamentos contra el coronavirus, que obliga a miles de familias a endeudarse o directamente morir por ausencia de estos. Además, la cantidad de vacunas que llegó fue lamentable, estamos ante un gobierno inepto que salió a mendigar vacunas en sus discursos, pero en realidad no hizo nada para conseguirlas.

¿Tiene un carácter fundamentalmente espontáneo, autoconvocado?

Nico: Esto que empezamos a ver en Paraguay es la descripción perfecta de una autoconvocatoria espontánea de las masas que están hartas de esperar las falsas soluciones del Estado, por eso salimos a la calle al grito de “Que se vayan todos” Porque ya no nos callamos, el pueblo se cansó del maltrato y el privilegio para pocos y no se conforma con migajas. Mario Abdo se ha burlado del pueblo en incontables ocasiones, hace unas semanas se hizo viral un video donde se ve al familiar de un paciente de coronavirus rogando medicamentos al presidente y éste respondió “Yo no soy médico, no sé qué insumos hacen falta acá”, cuando antes había afirmado que Paraguay tiene el mejor sistema de salud en el mundo.

Todavía debemos estudiar y ver la evolución del proceso mientras intervenimos, pero en principio se trata de una revolución contra el Partido Colorado, quienes gobiernan desde hace 70 años, entre dictadura y “democracia”. Las movilizaciones son autoconvocadas, no hay una dirección que hegemonice el descontento, por ahora no fue canalizado a través de ningún candidato, incluso cuando estamos en año electoral. Los líderes de la oposición brillan por su ausencia, las centrales obreras no convocan a la Huelga General, las poderosas federaciones campesinas no entran en acción y los parlamentarios luguistas y liberales no se animan a incentivar a fondo la lucha callejera. Cientos de trabajadores y campesinos de todo el país llegan a Asunción como pueden, a pesar de sus direcciones, para demostrar su descontento y los que no llegan a Asunción salen a cortar avenidas y rutas en sus ciudades y pueblos.

¿Qué consignas levanta el movimiento?

Juampi: Principalmente “Fuera Marito”, “Que se vayan todos” Y “ANR Nunca Más”, pero el reclamo detrás esas consignas es un sistema de salud con camas de terapia intensiva, medicamentos y vacuna contra el coronavirus; educación pública gratuita y de calidad, el fin de la miseria económica ya que miles quedaron sin trabajo por la pandemia y la crisis económica, además de solución ante los femicidios y la violencia machista. Principalmente se movilizan miles de jóvenes de entre 17 y 25 años, son la generación que tomó colegios y universidades entre 2015 y 2017, este sector cuenta con mucha simpatía del movimiento obrero, el campesinado y los sectores medios.

¿Cómo está reaccionando el gobierno de Mario Abdo y Cartes?

Nico: Horas antes de la movilización del viernes, por el temor al estallido, renunció el Ministro de Salud, al día siguiente Abdo pidió a todos sus ministros que dispongan sus cargos, así se sumó la renuncia del ministro de educación, la ministra de la mujer y el Gabinete Civil. Los más cuestionados. También renunciaron viceministros y otros altos mandos.
El gobierno se encuentra débil, un sector de los colorados advirtió que convocarán a movilizaciones en apoyo al presidente, lo que está por verse. El presidente cuenta con el apoyo del expresidente y narcotraficante Horacio Cartes, quién está metiendo ministros en donde hubo renuncias y eso genera mayor enojo en la juventud y los trabajadores.

¿Qué política plantea la oposición burguesa y Lugo del Frente Guasú?

Juampi: La oposición burguesa apuesta por el juicio político a Mario Abdo, buscan una salida institucional, con elecciones anticipadas, lo cual creemos que es una trampa ya que no son soluciones reales, sólo pretenden frenar la rebelión porque saben que mañana se llevarán puestos también al FG y al Partido Liberal, que posan de progresistas pero no hacen nada para sacar al gobierno, de hecho para el juicio político necesitan el apoyo parlamentario de los partidos más derechistas como Patria Querida y la bancada de Horacio Cartes.

¿Cuál es el programa de Alternativa Socialista en Paraguay?

Nico: Nosotrxs proponemos una salida revolucionaria y socialista para las mayorías explotadas; la primera tarea que tenemos es tirar el gobierno de Abdo, el camino es la calle, no confiamos en las instituciones del Estado que sostuvieron y toleraron este fraude al pueblo paraguayo durante décadas. Creemos que hay que llamar a la huelga general hasta que se vayan todos, conformar un gobierno de emergencia de los trabajadores y los sectores populares que aplique un plan de salvataje ante la crisis y convocar a una Asamblea Constituyente, libre, soberana y democrática para reorganizar Paraguay sobre nuevas bases, donde no existan privilegios, corruptos ni represores.

¿Qué perspectivas pronostican para este proceso?

Juampi: Creemos que es un proceso abierto, una revolución en curso, el pueblo se fortaleció el primer día cuando derrotó a la represión, desde allí todos los días hay movilizaciones y enfrentamientos callejeros, falta que entre en acción el movimiento obrero y campesino, quienes deben desbordar a sus direcciones y eso se comienza a ver en el campesinado. Hay un amplio espacio para la construcción de una alternativa socialista que se vaya fortaleciendo en estos combates. Nos parece que los pronósticos de la LIS fueron correctos, vivimos una situación pre-revolucionaria mundial, por lo que el internacionalismo militante es clave para llenar de solidaridad y fortalecer cada una de las luchas en nuestros países para lograr la liberación de la clase trabajadora en todo el mundo.

Entrevistó: M.R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *