Argentina: puerta abierta por el castigo a franquistas

Hablamos con Marc Muñoz, cuyo hermano fue asesinado por la policía española en la Diada de 1978.  La Cámara de Casación reconoció el derecho a querellar en tribunales de Argentina por asesinatos cometidos durante la Transición española. Es un paso adelante por justicia y por el castigo a los crímenes de lesa humanidad del régimen franquista. A continuación transcribimos el diálogo con Marc:

¿Estáis contento con el avance de la causa por el asesinato de Gustau?

Y tanto, mucho. Argentina le está dando una lección al mundo en cuestión de derechos humanos, en cuestión de resistencia en búsqueda de justicia. Y tanto que estoy contento.

Recorriste más de veinte mil kilómetros para querellar ¿Qué sucede con la justicia del Estado español?

La justicia española mantiene las mismas estructuras que tenía con el dictador. La transición, como ellos le han querido decir, no fue ni ejemplar ni democrática. No se han purgado los servicios del Estado, la policía, la justicia, la fiscalía, los militares; todo ha mantenido su estructura. Por lo tanto, no es justicia. No hay separación de poderes en España y lo que se refiere a la memoria histórica es intocable, porque hay muchos responsables de aquellos asesinatos que todavía están vivos y gozan de buena salud.

¿Qué causas permitieron llegar hasta aquí?

Hay varios factores. Uno fundamental es la implicación del Casal Argentino de Barcelona, el asesoramiento jurídico y el trabajo realizado día a día. Diego Arcos ha facilitado el trabajo desinteresadamente y con respeto por los hechos. Es eterno mi agradecimiento.
Además, agradezco la solidaridad de todos los que me apoyaron. Aprovecho para saludar a aquellas personas a las que el terrorismo de Estado ha colocado en esta situación.

¿Quieres agregar algo?

Sí, es importante hacer público el fallo de la Corte de Buenos Aires, para todas las personas que tengan familiares o alguien que esté sin justicia por un asesinato, pues animarlos a ir a Argentina, ya que hay una puerta abierta y hay que aprovecharla. Nuestro silencio, nuestro dolor en casa, llámalo como quieras, es su impunidad y no tienen derecho. No tienen derecho a la impunidad y a no haber pagado por todo el dolor producido. Salut!

Puedes leer una nota relacionada en: https://soles.org.es/2018/06/12/avance-de-la-querella-contra-asesinos-franquistas/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *