Amazon, barato por explotador

Ganancias siderales para el dueño. Ni migajas para los trabajadores.  Los empleados de la planta logística de Amazon-Madrid, la más importante de España, están en huelga por tres días, hasta el miércoles. El conflicto ya lleva varios meses.
Reclaman permanecer en el convenio propio de la empresa ya que el convenio de paquetería regional no los favorece y un aumento del 1,5%.
La Unidad de Intervención Policial no les permitió realizar piquetes informativos para llegar a los empleados ETT (Empresas de Trabajo Temporal). Los trabajadores fueron agredidos con porras, hubo heridos y detenidos.

Se ve que las promesas de diálogo y mejores condiciones laborales realizadas por Pedro Sánchez, no hicieron escala en la planta de San Fernando de Henares.

La medida de lucha coincide con el Prime Day, el evento de descuentos más importante de la plataforma de venta. También con huelgas de empleados en Alemania y Polonia.

Amazon es un gigante mundial de las ventas por Internet que amasa fortunas. Son las que llevaron a su dueño a ser el hombre más rico de los EE. UU.

Según la revista Forbes, Jeff Bezos desplazó a Billy Gates de la cima. Se estima que posee una fortuna de 112.000 millones de dólares. La empresa basa su éxito en la explotación y las condiciones precarias de trabajo.
Un dueño super rico, miles de trabajadores peleando por el 1.5% de aumento, Amazon es una muestra de lo que significa el capitalismo. Los ricos son cada vez más ricos y menos, los pobres son cada vez más pobres y más.

Amazon es un gigante mundial de las ventas por Internet que amasa fortunas. Son las que llevaron a su dueño a ser el hombre más rico de los EE. UU.

La patronal es especialista en maniobras anti obreras. Se apoya en la policía antidisturbios, realiza contrataciones temporales y traslada envíos a distintas sucursales para debilitar los reclamos.
Ante esto, es fundamental el apoyo de los clientes, no comprando con Amazon durante el conflicto y apoyando la lucha. Nos solidarizamos con los trabajadores y sus justos reclamos.
La unidad de los empleados de todas las sucursales en España y Europa se hace fundamental para torcerle el brazo a la patronal, también que los dirigentes sindicales se jueguen por apoyar la lucha y unificarla.
Se ve que las promesas de diálogo y mejores condiciones laborales realizadas por Pedro Sánchez no hicieron escala en la planta de San Fernando de Henares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *