12 octubre, nada que celebrar

Condenamos los festejos de la opresión, la matanza y el saqueo del Reino de España sobre otros pueblos.

La efeméride conmemora el día que Cristóbal Colón pisó América en 1492, lo que significó la conexión entre el mundo conocido hasta entonces y el nuevo mundo. Lo que en los conservadores libros de historia se nombra como el “descubrimiento de América”.

El Día Nacional de España encontró su festejo central en Madrid. Con el desfile de su ejército, la presencia del presidente Pedro Sánchez y de la retrógrada monarquía borbónica. La derecha y la ultraderecha fascista aprovecharon para mostrar sus galas. En Barcelona Ciudadanos, el PP y Vox volvieron a traer manifestantes de otras zonas para concentrarse a favor de la unidad de España y los valores opresores del Reino.

Respetando a aquellas personas que simplemente se manifiestan por los sentimientos hacia su tierra, resulta lamentable que se ignore lo más brutal del que durante mucho tiempo fue llamado “Día de la Raza”: la reivindicación de un verdadero genocidio y de los valores de la opresión del Reino sobre otros pueblos.

Aquel “descubrimiento” no fue tal, los conquistadores no llegaron a una tierra desolada y sin habitantes. Ya existían distintas civilizaciones que fueron invadidas y saqueadas, fue un genocidio de millones de pobladores originarios que habitaban tierras desconocidas por el hombre blanco, fue una imposición religiosa y cultural a sangre y fuego.

“…Día de la Raza”: la reivindicación de un verdadero genocidio y de los valores de la opresión del Reino sobre otros pueblos.

Por ello, cada 12 de octubre en las calles del Estado español se contraponen la celebración oficial que conmemora la masacre y las acciones de repudio de diferentes plataformas.

Desde Juntas y a la Izquierda – Estado español saludamos la movilización de la Plataforma Antifascista y participamos de la marcha convocada por la Plataforma Nada que Celebrar, denunciamos el genocidio y la continuidad del neocolonialismo europeo, que sigue saqueando y sangrando a los pueblos del sur, mediante tratados comerciales, empresas, fronteras y guerras.
También expresamos nuestro repudio a la continuidad de la opresión sobre otros pueblos a los que se le niega el derecho a la autodeterminación, como es el caso de Catalunya.

La manifestación barcelonesa se realizó desde el Palacio de la Virreina hasta el monumento a Colón. Contó con la participación de diversos colectivos migrantes, entre ellos las #MulheresContraBolsonaro, que hicieron uso de la palabra para repudiar al misógino y fascista candidato de las elecciones presidenciales de Brasil y sintieron el apoyo de los cientos que nos movilizábamos al grito de #EleNão.

“…denunciamos el genocidio y la continuidad del neocolonialismo europeo, que sigue saqueando y sangrando a los pueblos del sur…”

Con cánticos, denunciando las injustas condiciones que los inmigrantes deben pasar en el territorio español, la manifestación llegó hasta el monumento a Colón, donde se realizó un juicio simbólico.

Luego, junto a las compañeras de Marea Verde Barcelona, leímos nuestro manifiesto, en un día y un lugar tan emblemático “porque ni la tierra, ni nuestros cuerpos son territorio de conquista”. Y porque el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, lo conquistaremos en las calles, apoyando a todas las mujeres del mundo que exigen decidir cuándo y cómo ser madres.

Ya pasaron 526 años, pasarán otros miles de años más y seguiremos diciendo en las calles: “12 de octubre, nada que celebrar.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *