Adrià ha vuelto a casa

Adrià Carrasco ha sido absuelto de las falsas acusaciones en su contra, su caso fue archivado por falta de pruebas.

Ha regresado a Catalunya, desde Bélgica, país al que se exilió cuando la policía intentó detenerlo bajo cargos falsos hace casi tres años. Ya puede volver a casa debido a que el juzgado de instrucción 3 de Granollers no acreditó ningún delito. Es un triunfo de la movilización popular, del Grupo de Apoyo, de sus familiares, amigos y de todos los que hicimos una gran campaña bajo la consigna “Adri et volem a casa!”

El 10 de abril de 2018 la Guardia Civil intentó detener a Adrià, en una operación que también se ejecutó contra Tamara Carrasco, por ser miembros de los Comité de Defensa del Referéndum (CDR) de Esplugues de Llobregat y de Viladecans respectivamente. Los acusaban de terrorismo, rebelión y sedición a partir de su participación en cortes de carretera y apertura de peajes. Tamara fue detenida y confinada en Viladecans durante más de un año. Adrià se escapó del operativo y se exilió en Bélgica. Tamara fue absuelta de todos los cargos en el mes de octubre de 2020, pero la fiscalía presentó un recurso contra la sentencia, por lo que aún no está dicha la última palabra.

Adrià sigue denunciando a los opresores, exigiendo la amnistía de todos los represaliados y el archivo de las causas abiertas. Esta mañana durante la conferencia de prensa en la que anunció que había vuelto a Cataluña, declaró: «Decían que la Tamara y yo éramos terroristas, y hemos acabado libres de toda acusación. Ellos sabían desde el principio que no lo éramos, pero nos han utilizado para desmovilizar la clase trabajadora”.

Los dirigentes más reconocidos del “Procés” y miles de activistas populares son víctimas de una inquisición política, llevada a cabo por la institucionalidad del régimen del ‘78, con la complicidad de la Guardia Civil y demás fuerzas del orden para reprimir e inventar causas. El objetivo de los opresores fue y sigue siendo provocar miedo en el pueblo catalán y aislar a los CDR presentándolos como organizaciones terroristas.

Desde SOL hemos participados de las campañas por el desprocesamiento de Adrià, Tamara, Laia y Lluís y otros activistas, por eso, nos ponemos contentos con cada logro obtenido. La lucha democrática por la libertad de los presos políticos y exiliados continúa, mientras sigue viva la causa por la autodeterminación catalana. Bienvenido a casa Adrià!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *