28-S: Día de Acción Global por la despenalización del aborto

Ganemos las calles junto a las mujeres de Andorra, Argentina y de todo el mundo.  Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), «En todo el mundo se producen aproximadamente 25 millones de abortos peligrosos al año». Según estadísticas mueren, como mínimo, 50 mil cuerpos gestantes al año por las consecuencias que surgen de la realización de abortos clandestinos en pésimas condiciones de salubridad.

Quienes no pierden la vida son penalizadas. Las trabajadoras y pobres son las que más sufren esta lacra de la hipocresía capitalista. El reconocimiento del aborto legal y gratuito en condiciones de salubridad es un derecho elemental a conseguir.

Ninguna mujer debería ser forzada a una maternidad no deseada, ni condenada por la decisión de interrumpir su embarazo.

La Iglesia católica y el Estado no deberían definir el destino de las personas. Para que triunfe la vida sobre la muerte, es a las mujeres a quienes les deben reconocer el derecho a decidir sobre su propio cuerpo.

Ninguna mujer debería ser forzada a una maternidad no deseada, ni condenada por la decisión de interrumpir su embarazo. Las mujeres irlandesas marcan el camino ya que con una movilización extraordinaria lograron el aborto legal en un Referéndum.

En la Unión Europea queda camino de lucha por recorrer. En Malta la ley penaliza el aborto con hasta tres años de cárcel. En Andorra y San Marino también es criminalizado. En Polonia se permiten el aborto sólo para salvar la vida de una mujer. Y en el Estado español los fachos están a la expectativa para hacer retroceder la conquista del aborto ni bien puedan.

En América Latina la situación es peor, pero no está dicha la última palabra. Las mujeres argentinas están a la cabeza de un movimiento feminista que no bajará los brazos hasta que el derecho elemental del aborto legal, libre y gratuito sea reconocido.

…la seguiremos hasta que la Iglesia sea separada del Estado y el capitalismo con el patriarcado caigan juntos.

El patriarcado y el capitalismo machista son los enemigos por derrotar. Tienen el poder, pero nosotras somos fuertes. Somos una sola en todo el mundo cada vez que nos tocan o nos niegan lo nuestro. Con las movilizaciones, las huelgas y las acciones internacionales, como las del 8M, vamos a ganar.

El 28S, Día de Acción Global por la despenalización del aborto, volvamos a ganar las calles, nos concentraremos en Barcelona y seremos solidarias con las compañeras de Stop Violències Andorra, de Argentina, de Brasil, de Chile y de todo el mundo. Y, desde Juntas y a la Izquierda, como parte de Anticapitalistas en Red, la seguiremos hasta que la Iglesia sea separada del Estado y el capitalismo con el patriarcado caigan juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *