“Libertad, igualdad y fraternidad”: sin pañuelos verdes

Despropósito antifeminista en el Campeonato Mundial de Fútbol en Francia.  La Selección Argentina es una de las que llegó al evento remando contra la corriente de las  estructuras machistas y patriarcales, lo cual de por sí, es para aplaudir. Por la simpatía que despertó el equipo, y porque este Mundial es un cuestionamiento al machismo en sus entrañas, en Catalunya nos juntamos a ver a “las pibas” frente a Escocia. Fue un partidazo. Con “ovario y corazón” remontaron un 0-3 y terminaron empatando.

El resultado fue una noticia destacada en los medios deportivos. Pero, hubo otro hecho importante que fue denunciado, al que es necesario darle una mayor trascendencia, ya que el Mundial no se juega solamente en el césped. Una gran cantidad de mujeres fue a alentar a las albicelestes en el Parque de los Príncipes. Cantaron, desplegaron alegría en las afueras del estadio y se tomaron fotos de recuerdo, como cualquier hincha en un Mundial.

El problema llegó a la hora de ingresar. La seguridad les impidió la entrada con pañuelos verdes por el “Aborto Legal” en Argentina y les fueron quitados. Las órdenes provenían de la FIFA, que luego las ratificó oficialmente: “un estadio de fútbol no puede ser un lugar de reclamo de ningún tipo…”

…le tienen pánico a la ola feminista que recorre el mundo…

Lo que explica la absurda medida frente a los “peligrosos” pañuelos verdes, es que le tienen pánico a la ola feminista que recorre el mundo, gana las calles y cuestiona las instituciones machistas y patriarcales. La FIFA quiere esconder las expresiones feministas en las canchas, por eso en el Mundial de Rusia castigaron severamente a las Pussy Riot.

Los “capos” del fútbol miden con diferentes varas. Al poder económico y político con el que se codean le permiten actuar a su antojo. Sin embargo, cuando son las mujeres y las causas progresivas las que se expresan, las castigan.

Entre la Federación Internacional, las Federaciones locales, las autoridades políticas y policiales (que sincronizan perfectamente con la Iglesia) se toman la potestad de definir qué se puede lucir y que no se puede lucir en las tribunas. Son mucho más permisivos con la corrupción propia, la violencia organizada y las expresiones racistas a las que no sancionan como deberían.

…seguiremos llenando la vida cotidiana de pañuelos verdes, por el aborto legal, libre y gratuito.

El recorte a las libertades democráticas no es un relámpago en cielo despejado. Sólo para tomar algunos ejemplos, en algunos partidos que se realizan en España se impide el ingreso con el color amarillo, requisando las pertenencias argumentando que ese color simboliza el reclamo por los presos políticos catalanes.

En Francia también están avanzando sobre la libertad de expresión de los trabajadores que luchan, los inmigrantes y los “chalecos amarillos.” Así lo vienen denunciando nuestros compañeros de La Commune.

Sí tocan a una, tocan a todas. Por eso, repudiamos el accionar de las autoridades y nos solidarizamos con quienes fueron víctima de este atropello a la libertad de expresión en París. Hagan lo que hagan los que mandan, seguiremos llenando la vida cotidiana de pañuelos verdes, por el aborto legal, libre y gratuito; como lo hizo orgullosamente la jugadora Luana Florencia Muñoz desde el terreno de juego.

Nos tenemos que organizar para que el patriarcado y el capitalismo caigan al mismo tiempo. Es lo que hacemos desde Juntas y a la Izquierda en todos los países en que estamos presentes como parte de la Liga Internacional Socialista.

Flor Salgueiro 

Parque de los Príncipes.
L´Hospitalet, Catalunya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *