El nuevo operativo de Turquía en Siria: ¿Qué hacer?

«Turquía pronto avanzará con el operativo en el norte de Siria que tenía planificado hacía mucho tiempo…»  La declaración hecha en Washington aclara que Estados Unidos respalda el operativo de las TAF (Fuerzas Armadas Turcas) en Siria. Estados Unidos retirará sus tropas del área y no apoyará la operación militar… Las primeras declaraciones fueron en este sentido y luego vino el resto: «No defenderán a las SDF (Fuerzas Democráticas Sirias) contra los ataques turcos en ninguna parte», dijo a Reuters anónimamente un funcionario estadounidense. Luego se anunció que las tropas estadounidenses se retirarían de algunas áreas en la frontera de Turquía. Con la retirada completa de las fuerzas estadounidenses de la región, se espera que las TAF invadan. Las SDF declararon que defenderán el territorio y lucharán con uñas y dientes, pero la desproporción entre las fuerzas es evidente.

El grito chovinista del coro AKP-MHP[i] suena más fuerte que nunca… Aquellos que tienen como propósito de vida «oprimir a los kurdos» siempre han salido victoriosos (!) Pero es evidente que ni la guerra ni la resistencia terminan. A excepción de los idiotas fascistas, todos saben que la política de guerra contra los kurdos no va a ninguna parte. Por supuesto, decenas de millones de jóvenes kurdos enfurecidos no se evaporarán solo porque los chauvinistas lo deseen. Seguirán existiendo, seguirán exigiendo sus derechos, lucharán por ellos y siempre serán un elemento esencial de Turquía y todo el Medio Oriente.

El surgimiento de un movimiento de clase unido y un giro de la juventud kurda, ya radical y de izquierda, hacia el socialismo y el internacionalismo, sin limitarse a la perspectiva nacional, es el poder que podría cambiar el destino de Turquía, Medio Oriente y todo el mundo. Esta es la única solución que pondría de rodillas a los chovinistas, a todo tipo de déspotas burgueses y al imperialismo y aseguraría la verdadera igualdad y hermandad del pueblo.

Hemos subrayado en repetidas ocasiones que no se puede confiar en los Estados Unidos, el mayor enemigo de los pueblos del mundo. Hemos citado repetidamente lo que le sucedió a Barzani (dirigente del Kurdistan iraquí), un estrecho aliado de Estados Unidos, hace dos años. Pero las SDF estaban unilateral y ciegamente ligadas cada vez más a los Estados Unidos, a pesar de que se sabe que los kurdos han sido traicionados por el imperialismo muchas veces en la historia. Por otro lado, era obvio que Estados Unidos no podía resistir la presión de Turquía, que es su aliado en la OTAN. Entonces, lo que se esperaba salió a la luz: Estados Unidos traicionó a los kurdos una vez más. Las SDF ni siquiera buscaron un equilibrio con el bloque Assad-Rusia. Ahora, no tiene sentido quejarse de los Estados Unidos.

Mañana tal vez la larga frontera de Kobani a Derik le será arrebatada al movimiento nacional kurdo, como lo fueron Idlib y Afrin. Turquía tiene como objetivo que los yihadistas del FSA (Ejército Libre de Siria) sean los policías de la región, cambien la estructura demográfica, construyan infraestructura, abran instituciones de facto como sucursales del PTT (oficina de correos turca), etc. En resumen, Turquía aspira a ser un invasor permanente en la región. Con la ayuda de una ola nacionalista, intentarán aprovechar los beneficios económicos y políticos.

Los trabajadores con conciencia de clase que están oprimidos por la pobreza y la explotación deben saber que si Rojava es ocupada mañana, su compañero de trabajo kurdo sentirá una punzada de tristeza en su corazón. Por lo tanto, es hora de defender los derechos de los kurdos. Si quiere que cambie este orden de explotación, debe estar al lado de los kurdos y poder mirarlos a la cara. Tenga en cuenta que aquellos que no dejan que los kurdos respiren, tampoco dejan que los trabajadores respiren. Aquellos que han estado pateando a los trabajadores con inflación, bajos salarios, homicidios en el lugar de trabajo, desempleo; y han estado prohibiendo su derecho de huelga o discurso o resistencia, ahora están tratando de oprimir a los kurdos que lucharon por sus logros históricos.

Nuestro destino es común con el pueblo kurdo, contra el capitalismo, el imperialismo, el chovinismo y el fascismo. Por lo tanto, debemos decir no a la opresión del pueblo kurdo y la destrucción de las regiones kurdas.

8 de octubre de 2019
Partido Socialista de los Trabajadores (SEP), Turquía

Liga Internacional Socialista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *