Precariedad laboral: enemiga de la clase trabajadora

Lxs jóvenes e inmigrantes son los que más sufren la super explotación sin derechos.

El trabajo precario es un drama creciente y cotidiano que afecta gravemente a lxs trabajadorxs, en particular a lxs más jóvenes. Para conseguir trabajo, aumentan cada vez más las exigencias formativas. Para un amplio sector de familias trabajadoras o pobres esto significa lisa y llanamente impedir que lxs jóvenes ingresen a la universidad. Y los que así y todo logran ingresar, deben superar una verdadera carrera de obstáculos, que incluye tomar trabajos precarios para poder costear los estudios.

Es un círculo vicioso que pone a lxs jóvenes “entre la espada y la pared” y, ni aun así el título, el postgrado y el máster garantizan conseguir un trabajo digno. Muchos de lxs trabajadorxs de Glovo, Uber Eats o Deliveroo son personas con formación académica, otros son estudiantes que hacen un enorme esfuerzo para salir adelante, trabajadorxs e inmigrantes que necesitan cualquier empleo para poder comer.

Este es el resultado de décadas de ajustes del PP al servicio de las exigencias patronales y de entregas de los burócratas sindicales de UGT y CC.OO. que cedieron conquistas obreras. Por eso, las condiciones de trabajo son pésimas, los salarios bajos y los derechos pisoteados. Cuando asumió el autodefinido “gobierno de coalición progresista” “de izquierda” y “el más social de la historia” hizo muchas promesas, sin embargo, no las cumple. Una de ellas fue derogar la reforma laboral en su totalidad, algo que ahora se niegan a hacer con distintos artilugios y mentiras. Pero no es sólo esto, quieren profundizar la precariedad, están preparando el terreno para hacerlo con la excusa de “esforzarse más para salir de la crisis provocada por el Covid-19”.

…se ha creado la Red Transnacional de Trabajadores (RTT)

Y también preparan la educación para orientarse hacia este objetivo. Es por eso, que el Consejo de Ministros de Unidas Podemos aprobó Reales Decretos referidos al Servicio de entrega y recogida a domicilio, definiendo y oficializando el trabajo ultra precario de riders (ciclista, motociclista). Bajo la pantalla de dar cumplimiento a las reglamentaciones de “riesgos laborales” están blanqueando el abuso patronal. En definitiva, quieren mantener la reforma laboral y garantizar la explotación, en el caso de los riders, con una titulación del trabajo precario. En tal sentido, la plataforma RidersxDerechos ya ha manifestado su disconformidad al respecto ya que la norma no parte de hacer cumplir derechos.

Es de destacar que, como respuesta a la explotación y la precariedad,  se ha creado la Red Transnacional de Trabajadores (RTT), con organizaciones del Estado Español, Francia, Reino Unido, Canadá y EE. UU. para defender a lxs trabajadorxs de plataforma y a lxs taxistas afectados por los procesos de desregulación que permiten el crecimiento de empresas transnacionales a través de la figura de falsos autónomos y la evasión impositiva. También se están dando importantes pasos para coordinar la lucha en Argentina. La organización y la coordinación entre trabajadores precarios es clave para pelear con más fuerza. También lo es la lucha unificada de toda la clase trabajadora por la recuperación de los derechos laborales perdidos y para que la crisis la paguen los capitalistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *