Nicaragua: Nuestro llamado urgente a las juventudes

Los discursos fundacionales de las “fuerzas opositoras AYB” en la CN, son decepcionantes. Su retórica regresiva, amparada en un incorregible fundamentalismo religioso, ultra nacionalista, y con el típico modelo de “desarrollo” de la anacrónica casta política, debe alertarnos. Su visión para Nicaragua sólo como un granero exportador, con mano de obra barata, pocas mujeres en espacios de decisión y cero juventudes al frente, no puede ofrecernos nada nuevo “después de Ortega”. Notables son sus similitudes con los vicios «de la vieja cultura política», y sus acciones anticipan la continuidad del modelo actual; que no es lo mismo, pero es igual.

Coalición Nacional: Remando en seco.

La Coalición Nacional[1] firmó sus estatutos y con ello sus pretensiones. El núcleo de sus  direcciones representan la parte más cruda de la toxicidad política nicaragüense, y reúne a muchos de los responsables centrales de la crisis sistémica que enfrentamos hoy. Una de las contradicciones principales de la CN es que se legitimó a sí misma usando tácticas propias del Orteguismo: desmovilizar la resistencia orgánica, y parasitar la organización popular para contenerla y burocratizarla.

Contrario a su discurso, apuntan a  sostener el modelo actual y el status quo de los grandes poderes, del Orteguismo sin Ortega. Aprovechándose de la polarización social en el camino de su construcción arrasaron con las expresiones estudiantiles-juveniles legítimas, desplazaron a referentes populares, familiares y víctimas directas de la represión, exiliades y presxs politicxs. La CN está conformada en su mayoría por quienes colaboraron directamente para instaurar el régimen actual y co-gobernaron la última década  junto a la dictadura: empresarios, jerarcas fundamentalistas y políticos corruptos ¡qué ganga!

Sabemos que en todas las organizaciones AYB hay decenas de personas honestas y comprometidas con propuestas de cambios necesarios para el desarrollo humano, cultural y social en Nicaragua. Para ustedes y las juventudes de Nicaragua estas palabras. Son indiscutibles sus buenas intenciones, pero ya llevan más de 24 meses haciendo lo mismo con la esperanza de “incidir y cambiar las cosas desde adentro”, y la cosa sólo empeora. Las falsas direcciones intentan domesticar las formas más combativas de su lucha y legítima protesta, es sencillo: no está en el ADN de esas estructuras y sus direcciones impulsar la democracia ni la participación real. No lo hacen ahora y no lo harán después. Sabemos que ustedes están desencantados con esas dinámicas, que les confiscaron su autonomía y que no se sienten valoradas ni representados ahí dentro; así que llegó la hora de reconocer y enfrentar esas contradicciones, veamos:

Ningún programa y mil falsas promesas

Es cierto que para enfrentar a la dictadura se requiere de la más amplia unidad política. Pero, ¿cuál es la unidad que necesitamos? ¿con qué objetivo? ¿Cuál es el programa de la CN para sacar a Ortega? ¿Qué dice su “contrato social”? ¿Por qué no lo discuten públicamente antes de llamar al voto y antes de firmar coalición? Sus representantes se unieron en torno nombres propios y de organizaciones artificiales con las consignas “democracia y justicia”  vaciadas de contenido y significado. Actúan con alevosía, ocultan información y se reúnen a puertas cerradas para repartirse sus curules y ver quién agarra más.  La unidad que perjura la CN es una trampa al servicio de los mismos de siempre.

La CN propone unidad con impunidad, nosotres reclamamos unidad sobre un programa político al servicio de las mayorías. Desde Alternativa Anticapitalista rechazamos el plan electoral con el dictador, pero consideramos que cualquier frente electoral debe ser no sólo anti Ortega, sino profundamente anti-sistema y revolucionario. Debe articular propuestas programáticas claras que planteen cambios estructurales y de fondo, no sólo frente a la dictadura sino también contra el sistema capitalista, patriarcal y colonialista, cuyas violencias nos atraviesan, sobre todo a los sectores más oprimidos y desposeídos. Por eso nuestro programa es anticapitalista, ecosocialista, feminista, fuertemente internacionalista, y construimos una organización bajo acuerdo programático con horizonte socialista. Queremos conquistar todos nuestros derechos, ni uno menos.

Viejos partidos políticos: la cuadratura del círculo

La verdad es que las juventudes sí sabemos de historia, y mucho. Recordemos los ejemplos de #OcupaINSS,  #SOSIndioMaíz y #SOSNicaragua donde, por unanimidad, fuimos nosotres quienes a gritos expulsamos de nuestras protestas y movilizaciones a los dinosaurios de las viejas estructuras partidarias que aborrecemos, y por fin nos habíamos arrancado esas costras. Hoy nos quieren  imponer que en nombre de la Unidad se vale todo.

Ahora, leyendo la carta del “sector juvenil-estudiantil” de la UNAB, «el histórico abstencionismo electoral se debe a no querer más pactos entre el poder económico, el gobierno de turno y los partidos políticos para mantener el “status quo””; entonces les preguntamos ¿por qué si saben esto, dicho sector decide apoyar a los partidos políticos zancudos y colaboracionistas del régimen, y les llama a “dejar atrás toda diferencia ideológica, caudillista y autoritaria y poner buena voluntad”? Ahí está la cuadratura del círculo, es un imposible, incompatible con sus leyes mesozoicas.

Finalmente el documento “juntos somos un volcán” concluye con una nociva afirmación y dice: “Ningún partido político representa la nueva cultura política de hoy… por esto, nos necesitamos todos.” ¡No es cierto! no necesitamos a esos dinosaurios, sólo estorban y nos atrasan. ¡Construyamos organización independiente!

Nada-haremos en la piscina de Alemán

Breve repaso histórico: En el 2000 Alemán y la cúpula del PLC pactó con Ortega y la cúpula del FSLN para acomodar el piso electoral presidencial al 35%, lo que permitiría a Ortega “volver” al poder; a cambio de impunidad e inmunidad parlamentaria para Alemán y su partido, así como una repartición de los poderes del Estado basado en el bipartidismo, la más cínica corrupción, y un crudo nepotismo que continúa vigente al día de hoy. Partiendo de lo anterior confirmamos que el actor más inoportuno para impulsar una lucha democrática es el Partido Liberal Constitucionalista, propiedad de Arnoldo Alemán, expresidente acusado y procesado por corrupción, fraude, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito a costa del erario público. Desde su dirección actual, hace pocas semanas aplazaron la elección de sus cargos directivos de 2020 ¡hasta 2023!, como una afirmación de que sus prácticas antidemocráticas sólo van recrudecerse.

La lucha anticorrupción no puede esperar para después si queremos un nuevo país, por eso debemos denunciarles ahora y exigir rendición de cuentas. Algunos en la CN se hacen los ciegos, pero ¡nosotres no olvidamos! el PLC no es, ni podrá ser, confiable hasta que Arnoldo Alemán, María Fernanda Flores y el resto de la dirección partidaria sea investigada, juzgada y condenada por sus delitos. Desde Alternativa Anticapitalista proponemos luchar para tener una Comisión Investigadora Independiente y esclarecer los crímenes de corrupción de ayer y de hoy. Cárcel a todos los corruptos y con responsabilidad patrimonial, o sea que devuelvan lo robadoApostamos por declarar imprescriptibles sus delitos contra los pueblos en Nicaragua.

Entre Reverendos y zancudos. uwu.

La Fuerza Democrática Nicaragüense FDN es la charbasca partidaria de la otrora “Resistencia Nacional” o “La Contra”. Su presidente Luis Fley anticipa una marcada injerencia del imperialismo estadounidense, y un aura neo somocista expresada en un “anti sandinismo” descarnado. Más allá de eso no tienen un programa político claro con relación a procesos de justicia transicional, o de investigación ante los crímenes de guerra de los años 80´s, o sea, nada que ofrecer al proceso de justicia transicional post Ortega.

Por su parte, el Partido Restauración Democrática PRD actúa en función de los postulados ideológicos y principios bíblicos. Su presidente el reverendo Saturnino Cerrato participó como candidato presidencial por el partido Alianza Liberal Nicaragüense ALN (del banquero Eduardo Montealegre) en 2016. Saturnino, colaboracionista histórico del régimen; y como parte de la CN ha puesto la casilla 14 del PRD al servicio de la Alianza Cívica para inscribirse a los comicios y “competir” con el dictador. Cuando dijo a La Prensa «esa es nuestra intención, llegar al poder» hablaba en serio. Se comprobó esta semana con la “cercamiento” de Edwin Carcache a las filas del PRD para servir de comodín y figura mediática en representación “juvenil”. Son camaleones y habilidosos del engaño. Por si eso fuera poco, el líder evangélico propone que la unidad opositora incluya también alianzas con los grupos de la diversidad sexual, los movimientos feministas y “proabortistas”, pero amenaza: “las diferencias irreconciliables que tenemos con esas organizaciones, las pondremos sobre la mesa en otro momento, cuando Ortega ya no esté en el poder”, o sea, ahora las necesitamos y después las descartamos.

El mismo discurso del providencialismo religioso y nacionalista fue protagonista de la reciente firma de los estatutos de la CN. Cualquier cambio en el país pasa por respetar que el Estado no tenga ningún tipo de intervención religiosa en el diseño y ejecución de políticas públicas o gestión de gobiernos, ni hayan subsidios del Estado a las instituciones clericales y religiosas. Iglesia y Estado son asuntos separados.

YATAMA: otro pilar del modelo colonialista nacional

No se pueden defender los derechos de los pueblos indígenas y afrodescendientes con los mismos que defienden el avance de la frontera agrícola, el tráfico de madera, la pesca industrial, la mega minería y demás industrias extractivas y contaminantes. Este partido colaboracionista del régimen colonialista y managua centrista definitivamente no es la representación de los intereses y sentipensares de los pueblos autónomos en la Moskitia, y Costa Caribe nicaragüense.


Yatama desde los 90 ha practicado una política adaptativa de colaboración en el marco del sistema partidista tradicional de la “Nicaragua mestiza”, en nombre de una supuesta autonomía regional que nunca llega. Este partido indígena se alió a la UNO en los 90´s, en el 2006 con Ortega, y ahora con la Coalición Nacional. Desde entonces han votado una serie de proyectos y concesiones desde el aparataje estatal, leyes que resultan en desplazamientos de comunidades ancestrales y especies de fauna. Su plan de “desarrollo” justifica la explotación depredatoria de los diversamente ricos territorios en la Moskitia, para la extracción de materias primas o la producción agropecuaria a gran escala.

La visión de la CN apunta a fortalecer la dinámica depredatoria y ecocida, basada en un modelo de “desarrollo” productivista de superexplotación de los ecosistemas, para la acumulación económica de unos pocos. Esto se afirma en la participación  de las cámaras empresariales como FAGANIC, UPANIC, AMCHAM, o COSEP, pero también con los grandes mataderos, el Ejército Nacional, los colonos y hasta las iglesias evangélicas que han invadido por la fuerza esos territorios protegidos.

Nuestro planteo es claro para todos los pueblos en Nicaragua: Luchemos contra el modelo de desarrollo extractivista contaminante, la alianza criminal del gobierno con la empresa privada (y transnacional) y las políticas entreguistas. Activemos desde las bases para garantizar nuestra soberanía alimentaria, los derechos de la naturaleza y la biodiversidad, la protección de hábitats, ecosistemas y de los pueblos que los habitan y cuidan ancestralmente. El llamado a elecciones debe serpor tanto; a una Asamblea Constituyente Libre, Soberana, Democrática y Plurinacional.

Movimiento campesino: ¡La lucha anti canal debe continuar!

El Movimiento Campesino por la Defensa del Lago, la Tierra y la Soberanía, nació a partir  de la lucha en contra del proyecto para la construcción del gran Canal Interoceánico en Nicaragua en 2013. El proyecto fue una falsa promesa de Daniel Ortega asociado con la empresa ficticia HKND, de un empresario chino llamado Wan Jin. Las consecuencias catastróficas que tendría el “proyecto canalero” sentó un precedente de organización y movilización campesina permanente desde el 2013, con la realización de más de 100 marchas y protestas, para combatir la concesión entreguista. Esto generó una gran empatía social que, en el proceso de Abril, posicionó a los sectores campesinos junto con las juventudes a la vanguardia de una lucha intersectorial.

Es contradictorio entonces, luchar por la causa anti canal, en “alianza” con las mismas instituciones empresariales que apoyaron incondicionalmente el proyecto canalero. Recordemos que  AMCHAM y el COSEP integraban también el Comité Técnico Asesor, de la Comisión del Proyecto de Desarrollo del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, con el objetivo de resaltar a la comisión los intereses de los grandes capitales, tanto nacionales como internacionales. Para nosotres es obvio que los sectores empresariales y los viejos partidos políticos, en la Coalición Nacional, no proponen cambios profundos ni la derogación de la ley canalera 840. Por eso, hacemos un llamado a las juventudes campesinas a cuestionar a las direcciones que dicen representarlos, porque no podemos hacernos los ciegos con sus acciones antidemocráticas y no consultadas.

Desde Alternativa Anticapitalista llamamos a romper con la visión de desarrollo colonialista en la cual los sectores y territorios campesinos empobrecidos, son dependientes de grandes corporaciones y multinacionales agroexportadoras y extractivistas. Para nosotres y para ustedes, si contamina y destruye no puede ser progreso. Organicémonos independientes de estas corporaciones y sus representantes locales, y luchemos por una reforma agraria democrática, donde se distribuya racionalmente la tierra bajo un modelo bioético en respeto a los derechos de la naturaleza y de los pueblos que las trabajan, habitan y protegen ancestralmente.

Alianza Cívica ACJD  / UNAB: del oportunismo a la burocracia.

La Alianza Cívica surgió para contener la fuerza masiva del levantamiento de abril. La política del «diálogo» que impulsaron junto a la dictadura y la alta cúpula de la Iglesia Católica, desvió la rebelión popular y le salvó la existencia al orteguismo en 2018. Ahora impulsan la Coalición Nacional como el vehículo de los capitalistas hacia la silla presidencial. Seguimos denunciando como sus grandes empresas nunca declararon ni Paro Indefinido ni desobediencia fiscal y que siguieron pagando impuestos al régimen; aportes tributarios que alimentan la maquinaria represiva y el terrorismo estatal. La Alianza Cívica, y la comunidad internacional quieren desviar la energía social acumulada al campo electoral. Nos llaman a confiar en el empresariado como opción política «democrática» para que en definitiva nada cambie estructuralmente en nuestro país.

Y la UNAB es un poco más de lo mismo, en la línea de desarrollo de la ACJD-CN. Estas organizaciones son similares en tanto a sus razones de existir: ser una “amplia plataforma” para “representar” las demandas de la población, pero con un marcado reformismo basado en la institucionalidad estatal. Así actúan de enfermera del sistema político tradicional, que la población mandó a cuidados intensivos. No por nada en las firmas de nacimiento de la UNAB reconoce a la ACJD como el único vehículo de negociación ante cualquier mesa que se instale con la dictadura. Concluimos que las direcciones de estas plataformas son el mayor palo en la rueda de la lucha contra la dictadura y este sistema político decadente.

¿Y la Articulación de Movimientos Sociales?

La plataforma más progresista en 2018 y que articuló parte de los sectores más combativos de abril, fue la Articulación de Movimientos Sociales. La AMS se juramentó para acompañar y fortalecer la movilización social en todo el país, pero hoy sus direcciones han cedido ante los poderes fácticos de la oligarquía, mezclada con lo peor del oportunismo político criollo. En esa lógica la AMS pasó de impulsar marchas y tranques como forma de legítima resistencia comunitaria, frente a la represión brutal, a sentarse en la mesa de quienes negociaban con nuestros verdugos y asesinos. En pocos meses, la AMS cambió su propuesta de una Ruta de Democratización con Asamblea Constituyente cuyo punto de partida era la salida de Ortega-Murillo; ahora pasaron a apoyar el plan impuesto por los colaboracionistas históricos del régimen que hoy quieren “sacarlo” del poder a través de “elecciones libres”. Las reformas sin cambios estructurales, no sirven, no duran, retroceden.

La AMS secunda el llamado al “sector estudiantil” de la ACJD, la Coordinadora Universitaria por la democracia y la Justicia, CUDJ, y expresiones de jóvenes de la UNAB a sumarse  en un bloque firmante de los estatutos electoralistas de la CN, para  ocupar cargos políticos sin programas políticos. No es menor, que integrantes de la AMS ocupen varios cargos en el Consejo Político de la UNAB; tampoco es menor que no se haya dado respuestas a las demandas de fiscalización a sus direcciones. Nosotres le decimos a las agrupaciones estudiantiles y juveniles: ¡No firmen! No pueden esperar resultados distintos haciendo siempre lo mismo.

Queremos debatir con ustedes, con las juventudes, sobre las falsas direcciones que sostienen la idea de un capitalismo (o en nuestro caso, el sistema político tradicional) más humano, inclusivo,  respetuoso con la naturaleza y los pueblos originarios. Nosotres sostenemos que el capitalismo no tiene reforma posible y la crisis socio-sanitaria mundial de COVID-19 refleja la decadencia en la que se encuentra. Las juventudes queremos cambiarlo todo, y son las falsas direcciones  que defienden estas ideas de reformas las que arrastran a sus colegas por métodos contrarios a sus discursos. Retomemos nuestra combatividad para la organización, independientes con autonomía, creando una colaboración articulada bajo un centralismo democrático. Nuestro llamado a las juventudes y sectores combativos de estas plataformas, como la AMS y la UNAB, es que rompan con sus direcciones, animémonos a construir una herramienta política dispuesta a luchar consecuentemente por todos nuestros derechos, y ni uno menos.


Sólo el pueblo salva al pueblo, y desde Alternativa Anticapitalista proponemos construirnos en la lógica del autofinanciamiento. Si algo caracterizó a las expresiones estudiantiles y territoriales de vanguardia nacidas en abril, fue un incansable discurso sobre autonomía. Lo reivindicamos, es fundamental la autonomía económica para conservar la autonomía política. Los riales deben salir de nuestra bolsa, debemos autofinanciarnos para que nadie se sienta dueño de nuestros movimientos. Nunca ceder nuestras banderas de lucha a ningún oportunista.

Compañeras Feministas y disidentes: Ni 1 voto de confianza en la CN

Compañeras en la CN, reconocemos sus esfuerzos, sus aportes y sus luchas en esos espacios, reconocemos su capacidad, su garra y sus buenas intenciones; pero también reconocemos que la lucha contra el patriarcado no alcanza en la visión patriarcal de la CN, hay que salir de ahí. Desde #AnticapitalistasNic no tenemos ninguna confianza en que la CN va a luchar contra la violencia machista, los femicidios o el abuso sexual. Jamás hablarán del derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos, o para salvarnos la vida. Tampoco van a gritar #NiñasNoMadres. La feminización de la pobreza se va a recrudecer, en las fábricas y empresas, nos van a seguir recortando salarios y prestaciones. En el campo y las comunidades, seguiremos condenadas a la miseria y la falta de servicios básicos y públicos de calidad. Tampoco creemos que inicien y busquen el camino de la justicia para para Yelka Ramirez, Vilma Trujillo, Carla Rostran, Yesbelin María Espinoza, Rayneia Lima y tantas miles de mujeres cuyos femicidios han quedado en la más completa impunidad.

El apoyo de la jerarquía católica fue fundamental para el retorno al poder de Daniel Ortega en 2007, y después para su acercamiento con los grandes empresarios. La alianza entre Ortega y la curia católica a  través del cardenal Miguel Obando y Bravo,  condenó a muerte o prisión a incontables mujeres y niñas al penalizar el aborto terapéutico en 2006. Desde entonces se mantuvieron subvenciones estatales tanto para la iglesia católica como para la evangélica, que sostiene un férreo apoyo al régimen a través de importantes pastores  y reverendos. Recordemos las trabas y maldiciones que impusieron a la ley 779. Compañeras, es fácil anticipar que no hay, ni habrá cambios ni reivindicaciones para nosotras con esta coalición de la vergüenza nacional.

Nosotres no olvidamos. Luchamos también por los derechos sexuales, reproductivos y de identidad, desconociendo a toda institución que pretenda gobernarnos bajo fundamentalismos religiosos obsoletos. Las juventudes en el mundo, en especial en medio oriente y latinoamérica estamos luchando por todos nuestros derechos, y ninguno es negociable. A las mujeres y disidencias nos vienen diciendo desde los 70´s “ahorita no hablemos de eso, después habrá tiempo, primero saquemos al dictador, primero es la unidad”. Las direcciones de la CN son incapaces de reconocer que este modelo es en sí mismo misógino, violento y que opera sobre las bases de la opresión patriarcal y explotación capitalista. No son capaces de reconocerlo, porque ellos son parte del problema estructural. Son las 3 patas que dieron forma y sostienen al modelo político actual: Dictadura-Iglesia-Capital. Nos toca a nosotras seguir luchando por nuestra emancipación feminista y disidente.

Y las juventudes ¿dónde están?

Históricamente, y con recrudecimiento de la crisis sistémica en 2018, quienes sufrimos las peores consecuencias del terrorismo de estado, sin duda fuimos las juventudes. No sólo estudiantes y no sólo urbanas, sino las juventudes de toda Nicaragua. Asesinados, heridos, otres secuestradas/desaparecidos, y la mayoría sobreviviente  condenados a prisión, siendo  +86 presxs politicxs quienes continuan en la cárceles,  a miles nos lanzaron al exilio y el desarraigo, nos robaron casi todo, pero no nos resignamos, resistimos y luchamos por cambiarlo todo. Somos millones en todo el planeta. John Cerna, compañero estudiante, preso político desde la cárcel orteguista denuncia el contubernio de los poderes fácticos con la dictadura. A vos te decimos no estás sólo: ¡Libertad ya para todos los presos políticos!

Denunciamos  que no hay y no puede haber una verdadera representatividad en una “oposición” que también es responsable de esta crisis, y que actualmente negocia con la dictadura, somos las juventudes, dentro y fuera del país, quienes debemos ir por todo, construir una alternativa independiente y recuperar la posibilidad de un futuro con plenos derechos para todes; sin represores, corruptos, ni explotadores.  Son ellos o nosotres. El momento es ahora.

Juventudes Anticapitalistas:  ¡Rebeldes e Internacionalistas!

La rebelión de abril evidenció una contundente certeza en Nicaragua: Nos sobra fuerza para dar vuelta todo. A la sociedad en su conjunto, y principalmente a las juventudes nos urge cambiarlo todo; no podemos seguir así, es un asunto de vida o muerte. Los procesos de organización popular en la movilización permanente, autoconvocada y masiva tuvieron ese objetivo, recuperar el derecho social a decidir. Ahora nos empujan a un escenario político reaccionario, lleno de obstáculos y continuismo; pero también se abre un momento decisivo con oportunidades para intervenir en positivo y transformar nuestras realidades.

Las juventudes nos posicionamos, internacionalmente, a la vanguardia de estas luchas para demoler toda estructura sistémica de opresión racista, patriarcal, colonialista e imperialista. La crisis capitalista es mundial, y Nicaragua no es la excepción. Las políticas de ajuste nos llevaron a un punto de no retorno en las movilizaciones y protestas que hoy se dan en los 5 continentes, con epicentros en regiones históricamente convulsas como Latinoamérica y Medio Oriente, pero incluso en el corazón mismo del capitalismo estadounidense.

En Nicaragua y el mundo nuestras condiciones de vida están cada vez más precarizadas, la mayoría de modelos públicos del sistema educativo son deplorables y excluyentes, más aún con la virtualidad forzada, el recorte sistemático de derechos laborales que somete continuamente a la clase trabajadora, a las mujeres y sectores populares a la violencia estructural, que se ensaña contra las nuevas generaciones y las disidencias que toman parte de esta lucha. Estamos en la primera línea de combate contra el ajuste, la opresión y la explotación capitalista, así como en contra de la violencias de los gobiernos nacionales, a través de sus aparatos de represión y control social.

En Nicaragua tenemos que ir por todo. Es Ortega-Murillo, son los empresarios «opositores», es el clero, y los organismos internacionales. En definitiva: es todo el sistema y sus engranajes. Nada de lo viejo nos representa. Por eso, te invitamos a militar por este proyecto y activar independientes, construyendo organización política para la revolución social que es urgente, luchemos contra el peor de los virus; el escepticismo de los que se conforman y las vacilaciones de los que se resignan al “mal menor”. No queremos mantener ni reformar lo mismo que nos trajo al día de hoy. Lo que no sirve, a la basura. Pongamos en pie una herramienta política sin personalismos, que trascienda lo electoral, y batalle en todos los terrenos.

Es hora de replantearnos todo, sin miedo.Estos cambios sistémicos requieren un sujeto político, activo, apasionado, construido con acumulación previa, y dispuesto a luchar por todos nuestros derechos. Ese sujeto, es la organización independiente, internacionalista, que estamos construyendo en Alternativa Anticapitalista. Esta es la estrategia que levantamos para las juventudesde Nicaragua y Centroamérica, junto con la Liga Internacional Socialista presente en más de 25 países en los 5 continentes.  Somos nosotres, organizando desde las bases para dar vuelta a todo. No es utópico, es necesario. ¡Súmate!

Alternativa Anticapitalista

Para conocer más de nuestra propuesta:


[1] Frente electoral, conformado por:

  1. Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, ACJD
  2. Unidad Nacional Azul y Blanco, UNAB
  3. Consejo Campesino por la defensa de la tierra, el lago y la soberanía
  4. Yapti Tasba Masraka Nanih Aslatakanka, YATAMA
  5. Partido Liberal Constitucionalista. PLC
  6. Fuerza Democrática Nicaragüense, FDN
  7. Partido de Restauración Democrática, PRD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *