Apoyar las luchas y construir lo nuevo

Ante la profundización de la crisis, hay que dar vuelta todo.

¿¡Qué normalidad!? Luego de superarse el pico de contagios y fallecimientos las autoridades anunciaron el inicio de la “nueva normalidad” que no tiene nada de ambos términos. No es nueva, porque luce los viejos males que afectan al pueblo, incluso, agravados con más precariedad laboral. Tampoco hay tal normalidad, porque sigue el desconcierto y la disparidad de criterios sobre cuáles son las mejores medidas a tomar para erradicar el Covid-19. Por eso, los contagios han aumentado con respecto a la semana pasada: Lleida y Lugo están confinadas, en Barcelona y L´Hospitalet hay rebrotes y, Zaragoza, Huesca y Aragón han vuelto a fase 2 «flexibilizada», sólo para tomar algunos ejemplos que acercan al país a la segunda oleada. Los test, los dispositivos de rastreo con el personal destinado a tal fin y el seguimiento minucioso de los casos de contagio, siguen siendo insuficientes. La principal responsabilidad por el avance del coronavirus primero y por los rebrotes después no es de la población sino de los funcionarios y los empresarios inescrupulosos.

El virus goza de buena salud. Una pandemia es la afectación de una enfermedad infecciosa de los humanos a lo largo de un área geográficamente extensa, que en este caso abarca a todo el planeta. Por eso, aunque temporalmente baje la incidencia en tal o cual región, el brote continúa y  globalmente ha crecido. A su paso encuentra sistemas sanitarios deteriorados, vacilaciones y malas decisiones de los gobiernos. Sin vacuna disponible, flexibilizaron las medidas con el objetivo de “no seguir parando todo”, es decir, para hacer girar la maltrecha rueda de la economía capitalista. Para ellos, las ganancias empresariales de un puñado de privilegiados están por encima de la vida de millones de personas.

La desigualdad mata. Los más perjudicados siguen siendo lxs trabajadorxs, los más pobres y necesitadxs. Muchos de los contagios provienen del campo, de empresas agrícolas y establecimientos de la industria cárnica. Es un hecho que una gran cantidad de obrerxs y temporerxs se ven obligados a vivir en malas condiciones laborales, sociales y sanitarias. Los datos indican que los jóvenes trabajadores, las mujeres y los inmigrantes son los más perjudicados a la hora de reingresar al mercado laboral y sí lo logran, encontrarán condiciones más precarias, salarios más bajos y mayores exigencias. También hay nuevos focos en residencias de gente grande. Parece que aún con los fallecimientos y los dramas acontecidos ni las autoridades, ni las patronales han escarmentado. Siguen actuando con el mismo criterio egoísta que desprotege a los que más cuidado requieren.

Los más perjudicados siguen siendo lxs trabajadorxs, los más pobres y necesitadxs.

Extraños “progresistas”. El gobierno PSOE-Unidas Podemos ha pasado del autoritario “Estado de alarma” a dejar a las autonomías libradas a su suerte o a entorpecer su accionar. Y, cuando más dificultades tienen, más acentúan su doble discurso, al presentarse como “los más progresistas de la historia” en base a algunas medidas sociales parciales, mientras que, en realidad, actúan como cualquier otro gobierno burgués. Encima, vienen de sufrir el fiasco de la candidatura de Nadia Calviño para presidir el Eurogrupo, algo que hace más difíciles las negociaciones de Pedro Sánchez por el monto del fondo de recuperación, las transferencias y sus condiciones, que se debatirán el próximo viernes 17 en la cumbre de Bruselas. La perspectiva del ejecutivo español evidencia más incertidumbres que certezas.

Urnas y pandemia. El domingo 13, se realizaron las elecciones autonómicas en Galicia y el País Vasco. En las elecciones gallegas aumentó el porcentaje de participantes. El Partido Popular (PP) de Alberto Núñez Feijóo, amplió su mayoría absoluta a 42 escaños sobre 75 en disputa. El Bloque Nacionalista Galego (BNG) hizo una muy buena elección, superando al PSOE. Galicia en Comú, la marca de Podemos reconoció “un fracaso sin paliativos e inesperado”: venía de ser la segunda fuerza parlamentaria (coalición En Marea), y el domingo se quedó sin representación institucional. En las elecciones del País Vasco, la participación alcanzó su mínimo histórico. El Partido Nacionalista Vasco (PNV), encabezado por el lehendakari Iñigo Urkullu, mejoró su mayoría relativa y pasó de 29 a 31 escaños. EH Bildu fue quien más creció al pasar de 18 a 22 escaños. El PP en coalición con Ciudadanos retrocedió. Podemos perdió casi la mitad de su representación ya que pasó de 11 a 6 diputados. En definitiva, en dos elecciones dispares, se consolidaron los partidos que gobiernan en las autonomías (PP y PNV). Con la debacle de Podemos, la coalición de gobierno del Estado español se ha debilitado. La formación morada que conduce Pablo Iglesias está pagando un altísimo costo por su integración al gobierno español, su adaptación al régimen del ´78 y al sistema capitalista. Han crecido las expresiones nacionalistas BNG y EHBildu, capitalizando los apoyos perdidos por Podemos. La ultraderecha de Vox ha obtenido por primera vez un escaño en las elecciones vascas, pero, aunque magnifiquen el logro, no han obtenido el resultado que esperaban ni de lejos. Que la ultraderecha no avance, no es un dato menor. En el segundo turno de las elecciones municipales de la vecina Francia, en medio de una abstención récord en la participación, los seguidores de Marine Le Pen (Agrupación Nacional) no lograron capitalizar la enorme ruptura con el presidente Emmanuel Macron (La República en Marcha) que fue el gran derrotado. La única excepción fue Perpiñán.  Los grandes triunfadores fueron de Europa Ecología-Los Verdes que, en distintas coaliciones ganaron en importantes ciudades.  

No es sólo el emérito. El poder está aprovechando la actualidad de estos temas para minimizar la tremenda crisis que se está desarrollando con Juan Carlos I, investigado por la Fiscalía del Supremo por corrupción. El resultado es una incógnita, ya que la justicia, que es un mero apéndice del régimen, lo ha protegido como a un intocable. Felipe VI hace tiempo que se quiere diferenciar, por eso renunció a la herencia de su papá y le retiró la asignación oficial por 200.000 euros anuales, un hecho que habla por sí solo de la veracidad de las denuncias. Ahora, para dar una imagen distinta, el monarca se encuentra recorriendo el Estado español en familia, visitando pueblos, lugares de trabajo, saludando niños y bendiciendo productos locales. El 20 de julio la realeza estará en Catalunya donde no tendrá un recibimiento muy popular ya que “Catalunya, no té rei”. Sánchez actúan en la misma dirección que el hijo del anterior Jefe Estado, por eso, tildó de “perturbadoras e inquietantes” las denuncias sobre el ex monarca y mencionó la necesidad de terminar con la inviolabilidad jurídica luego de finalizados los mandatos. Al mismo tiempo, manifestó su conformidad con el supuesto distanciamiento de la Casa Real. La intencionalidad de la socialdemocracia es clara: diferenciarse un poco del emérito, para salvaguardar a la monarquía y al régimen del 78. Hace falta un referéndum democrático y un proceso constituyente apoyado en la movilización para desterrar a la monarquía y al régimen del 78.

… lxs trabajadorxs han comenzado a responder a la crisis.

Luchas reactivadas. A pesar del agobio por la pandemia, de la incertidumbre y las vacaciones de verano, lxs trabajadorxs han comenzado a responder a la crisis. Los obreros de Nissan siguen de pie ante el cierre de la multinacional japonesa, por los puestos de trabajo y realizando acciones. El jueves 16 se concentrarán en Plaza Sant Jaume, dando un nuevo paso en una lucha muy difícil que encontraría una salida positiva con la nacionalización bajo control obrero. En Navarra hubo manifestaciones contra el cierre de Siemens-Gamesa. El Comité interempresas de Airbus ha llamado a la huelga contra los despidos anunciados, será el 23 de julio en los centros de Getafe, Sevilla, Cádiz y Albacete. La Sanidad es un hervidero, cada vez hay más médicos, enfermeras y trabajadores en las calles en todo el Estado español. En Madrid hay huelga indefinida de los médicos en formación, en Catalunya hay acciones en los hospitales y los CAP, contra los recortes y los negocios privados, por mejores condiciones laborales y una salud pública, gratuita, universal y de calidad. También se organizan los trabajadores jóvenes e inmigrantes ultra precarizados, construyendo plataformas como RidersxDerechos, para enfrentar a chupasangres como Glovo, Uber Eats o Deliveroo. Y como éstos, hay más y más ejemplos de lucha que es necesario apoyar. La Rebelión Negra en EE. UU. y las movilizaciones en distintos países están demostrando e incentivando una respuesta creciente a las consecuencias de la crisis capitalista.

El freno de la burocracia sindical. Sí hasta el momento no hubograndes movilizaciones nacionales, coordinación de las luchas ni huelga general, no se debe a la falta de voluntad de lucha de lxs trabajadorxs sino al accionar de los dirigentes de las centrales sindicales mayoritarias. UGT y CC.OO. siguen negociando todo, avalando el salvataje a las patronales, dejando pasar los ajustes y el aumento de la precariedad laboral. Son el principal sostén de cada gobierno de turno y una correa de transmisión directa de los intereses patronales y de las empresas del IBEX35. Hay desbordar a los burócratas, para apoyar y coordinar las luchas en curso. Hacen falta nuevos dirigentes sindicales que tomen las riendas, con asambleas democráticas, un plan de lucha consecuente, buscando la unidad para barrer a los burócratas de los sindicatos.

Dar vuelta todo. Ante la debacle de quienes se dicen de “izquierda y socialistas” y no lo son, como el PSOE y Unidas Podemos; hay una tarea enorme, urgente, determinante: construir una nueva alternativa política, anticapitalista, de izquierda y consecuente en todo el Estado español. Un llamado de este tipo realizado por la CUP, Anticapitalistas, otras agrupaciones de izquierda y socialistas revolucionarias, sería de un gran atractivo político para lxs trabajadorxs, el movimiento feminista, los estudiantes, los pensionistas, los colectivos sociales, las personas realmente progresistas, republicanas y democráticas, los decepcionados por Unidas Podemos y los que estén por la autodeterminación de los pueblos. Desde Socialismo y Libertad, integrante de la Liga Internacional Socialista, te invitamos a sumarte a nuestra organización socialista y revolucionaria para impulsar juntos y con más fuerza el surgimiento de lo nuevo, alejados del reformismo. Hay que dar vuelta todo, para que la crisis la paguen los capitalistas y gobiernen lxs trabajadorxs con un modelo de socialismo con democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *