Madrid estelada

Alrededor de 120.000 personas se movilizaron a la capital del Estado español. “La autodeterminación no es delito”.   La acción fue convocada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, contando con el apoyo de organizaciones del resto de España como: EH Bildu, el Bloque Nacionalista Gallego (BNG), Madrileños por el Derecho a Decidir, Izquierda Castellana, Gure Esku Dago, Altsasu Gurasoak y el Sindicato Andaluz de Trabajadores, entre otras. Estuvieron los funcionarios de la Generalitat, el Parlament y dirigentes de los partidos independentistas catalanes.

La multitud llegó a Madrid en 500 autocares, vehículos particulares, aviones y AVE, recorriendo más de 600 kilómetros. Banderas esteladas, republicanas, del País Vasco, Galicia, Castilla y Andalucía; lazos amarillos, carteles y canciones populares tiñeron de color un kilómetro y medio de paseo del Prado, entre Atocha y Cibeles. Los medios de prensa mundiales destacaron la masiva participación.  El masivo reclamo por la libertad de los presos políticos y exiliados y la autodeterminación retumbó en las paredes de la Moncloa, el Palacio de la Zarzuela y el Tribunal Supremo.

La bronca contra el Juicio Farsa , también se expresó con el humor y la creatividad del pueblo catalán, recordando a los magistrados, señalando la Cibeles verde y la declaración de Enric Millo sobre la supuesta utilización violenta de los participantes del 1-O tirando al piso detergente para lavar los platos, “la trampa del Fairy”, a los policías represores. El acto finalizó con los asistentes entonando L´Estaca.

El masivo reclamo por la libertad de los presos políticos y exiliados y la autodeterminación retumbó en las paredes de la Moncloa, el Palacio de la Zarzuela y el Tribunal Supremo.

Ha habido otras movilizaciones masivas, por ejemplo, la de Bruselas con 45.000 personas, la última Diada con un millón de asistentes y la realizada hace un mes en Barcelona con 200.000 personas. Sin embargo, la del 16M fue una jornada histórica, concretada en la propia cara del poder central opresor, en forma pacífica y sin caer en ninguna provocación de la Falange Española y otros fachos.

El mismo día hubo una contra marcha por la Unidad de España, fue un estrepitoso fracaso. Desde el gobierno el PSOE respondió con el régimen del ´78 monárquico-parlamentario en la boca: “Dentro de la Constitución, todo; fuera de ella, nada”.

El PP, en boca de su secretario de organización Javier Maroto, ha prometido que con Pablo Casado en el gobierno “esto no volverá a suceder”, es decir, que piensan prohibir la participación democrática catalana en las calles. Ciudadanos denunció a TV3 ante la Junta Electoral por la cobertura del 16M. Entre el PP, Ciudadanos y Vox, hay una dura pelea para ver quién es más de ultraderecha. No es casualidad que en Madrid se cantara repetidamente “No pasarán”.

El futuro de la República no se definirá solamente en Catalunya, sino también en España y en el terreno internacional de la lucha de clases.

La huelga general y la movilización marcan el camino por la autodeterminación y la libertad. Y el 16M debe marcar un hito ejemplar: la profundización de la pelea por el apoyo de los trabajadores y los pueblos españoles.
Los discursos señalaron la necesidad de enfrentar el ataque a los catalanes como parte del recorte a las libertades democráticas en el conjunto del Reino de España. Se repartieron volantes en castellano, otros con links de videos sobre la lucha catalanda, la violencia policial y el 1-O. Fue emocionante recibir la solidaridad de algunos madrileños, de taxistas tocando bocina, de los gallegos, vascos y andaluces, entre otros presentes.

Desde SOL estamos orgullosos de haber impulsado y participado de esta jornada inolvidable y de defender la causa catalana internacionalmente desde Anticapitalistas en Red.

                   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *