8M Paramos para cambiarlo todo

El Día Internacional de la Mujer trabajadora haremos huelga feminista y estaremos en las calles.  Nuestra ola feminista será un tsunami antimachista y patriarcal. En el Estado español el 2018 ha finalizado con 98 mujeres asesinadas por razones de género. No dejaremos de luchar hasta que sean reconocidos como lo que son: femicidios. Exigimos castigo a la Manada, a los abusos, las violaciones y la violencia machista. Sí tocan a una, nos tocan a todas. Nos ubicamos junto a las temporeras de la fresa, las Kelly y a todas las trabajadoras que le dicen NO a la precariedad de la reforma laboral, la desigualdad de derechos y salarios.

El cambio de gobierno no trajo transformaciones significativas en nuestros derechos. Por mucho que se digan feministas, los cambios de fondo no vendrán de la mano de gobiernos que sostienen al capitalismo y al régimen monárquico parlamentario del ’78.

…los cambios de fondo no vendrán de la mano de gobiernos que sostienen al capitalismo y al régimen monárquico parlamentario del ’78.

Tampoco nos asustan la derecha y la ultra, ya lo demostramos saliendo a rechazarlos en Andalucía, como hicieron nuestras hermanas en Brasil contra el fascista Jair Bolsonaro y en Estados Unidos contra Donald Trump. Ellas nos transmiten fuerza, como nuestras hermanas nicaragüenses con sus picos rojos y las irlandesas con el aborto legal conquistado. La cuarta ola feminista mundial nos hace solidarias, estemos en el país que estemos.

Haremos huelga de trabajo, estudiantil, de cuidados y consumo. En unidad dentro de la heterogeneidad del movimiento feminista. Lucharemos por defender los derechos conquistados y conseguir los que nos faltan. Contra la violencia machista y los femicidios, por aborto legal, educación sexual, anticoncepción, igualdad salarial.

No dejaremos de señalar el nefasto rol de la iglesia pedófila, machista y enemigo de las disidencias sexuales; amparado en los privilegios del Estado. Hay que separar esa dupla anacrónica y reaccionaria.

El capitalismo no soporta nuestro empoderamiento real porque no podría sobrevivir a él. Desde Juntas y a la Izquierda sostenemos que es necesario construir un feminismo que luche junto a los trabajadores y el pueblo para que el capitalismo y el patriarcado caigan juntos.

Mientras recorremos este camino de unidad luchando, seguiremos los debates con posiciones que reflotan dentro del movimiento, como el caso del feminismo liberal. Este se manifiesta en el apoyo al gobierno burgués de turno, a los que cambian algo para que no cambie nada. Detrás de discursos falaces intentan ganar espacio e imponer una idea: “dentro del sistema podéis obtener libertad”.

El capitalismo no soporta nuestro empoderamiento real porque no podría sobrevivir a él. Desde Juntas y a la Izquierda sostenemos que es necesario construir un feminismo que luche junto a los trabajadores y el pueblo para que el capitalismo y el patriarcado caigan juntos. Lo hacemos convocando internacionalmente desde Juntas y Anticapitalistas en Red.

                                                                                                                   Juntas y a la Izquierda – Estado español

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *